¿Alcanza con descubrir el origen del problema?

descubrir el origen del problema

La posibilidad de identificar rápidamente los propios síntomas físicos con un conflicto emocional suena muy tentadora. Sin embargo, debemos tener cuidado con esto.
Muchos son los mitos que rodean a la biodescodificación. Uno de ellos es creer que, una vez que se ha descubierto la raíz de un mal determinado (físico o emocional), comenzará a desatarse por sí solo el nudo del conflicto. En otras palabras, se piensa que conocer el origen de una dolencia basta para que esta se solucione.
Este es un prejuicio infundado por quienes consideran a la biodescodificación una disciplina “mágica”, rayana al mero esoterismo.

Es cierto que, para sanar, primero debemos saber de qué estamos enfermos. Pero sólo con conocer el origen del problema no lo soluciona.
Descubrir de dónde surge el problema, es solo el primer paso del camino hacia la sanación.
Si hoy estás padeciendo problemas de pareja, deudas, infertilidad, situaciones incómodas en tu trabajo, falta de ánimo, sentimientos negativos e incluso molestias físicas –ya sea bajo la forma de síntomas aislados o enfermedades-, tienes que prestar mucha atención.
El Coaching NeuroBiológico puede darte las respuestas o soluciones que buscas.
Como de seguro sabes, las enfermedades y los problemas de la vida en general, son la manifestación de emociones reprimidas y/o la herencia de situaciones vitales experimentadas en nuestra infancia o por nuestros antepasados. Es muy probable que, si emprendes un tratamiento de este tipo, puedas identificar rápidamente de dónde surge la condición que sufres, aunque esto no necesariamente traerá el alivio.
Por supuesto, tendrás una comprensión holística de tus problemas que te ayudará a ordenarlos en tu cabeza y así, ganar en tranquilidad. También te quitará la angustia de sufrir ciertos males sin ninguna explicación. De todas formas, para disfrutar de la salud integral, es preciso que vayas un poco más allá.

Para sanar por completo y volver a una vida balanceada, es preciso realizar sesiones de coaching neurobiológico que incluyen recursos, técnicas y ejercicios específicos según cada caso. Las guías y los diccionarios de síntomas tienen una mirada generalista, que no considera la situación particular de la persona. Por eso es necesario profundizar lo suficiente en cada caso en particular, sin reducir una dolencia a definiciones de manual.
Una de las mejores decisiones que se pueden tomar es realizar un curso de coaching neurobiológico, para contar con las herramientas precisas cada vez que uno lo necesite.
No dudes en consultar el contenido del PROGRAMA DEL DIPLOMADO EN COACHING NEUROBIOLÓGICO y descubrir todas las técnicas y conceptos a las que puedes tener acceso para ser artífice de tu propia sanación y/o la de otras personas que lo estén necesitando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *