Biodescodificación de la alergia a los alimentos

Biodescodificación de la alergia a los alimentos

SENTIDO BIOLÓGICO: Debemos buscar el sentido biológico en la protección contra ese alimento, que fue tomado como nocivo por el cuerpo debido a una experiencia anterior (alergia coyuntural) o con un programa transgeneracional o de proyecto sentido muy fuerte (alergia estructural), consumiendo este alimento.

CONFLICTO: En la mayoría de alergias alimenticias es muy importante encontrar una situación en la que ocurrió un conflicto mientras el alimento en cuestión estaba siendo ingerido (conflicto programante o desencadenante). Luego podemos añadir el simbolismo del alimento en particular para una mayor aproximación o para identificar casos de Proyecto Sentido o transgeneracional.

ALERGIA COYUNTURAL: Hubo un conflicto cuando comía ese alimento:

1- Acontecimiento de la vida cotidiana que llega de improvisto, brusco, inesperado.

2- Vivido de una manera aislada y no compartida con nadie: “vivido en soledad, que solo nosotros sentimos y lo vivimos por dentro, y nadie sabe lo que siento, incluso lo cuento y no me siento respaldado.

3- Sin solución satisfactoria para mí: puede haber para los otros, pero no buena y tranquilizadora para mí, el sufrimiento nos muestra la no adaptación a la realidad.

Frente al conflicto, que dura un instante, estamos desarmados y surge entonces la reacción arcaica biológica que es el síntoma, el cual es un conflicto no resuelto y el síntoma (alergia), que es la solución no consciente al conflicto.

4- De intensidad extrema, supera nuestro límite superior de estrés tolerable, nuestros propios límites defensivos. Aquí segregamos cantidad de hormonas adrenalina.

Hablar y expresarse en el momento del conflicto anula la impresión, pues todo aquello que no es hablado, contado o llorado, el cuerpo nos lo contará, hablará y llorará con dolor.

ALERGIA  ESTRUCTURAL: Mi madre tuvo un conflicto comiendo ese alimento durante el embarazo.

ALERGIA AL MANÍ (CACAHUETE): Activa en mí la memoria de un acontecimiento en el cual, de joven, me lo hicieron “pasar muy mal”.

Puede que haya tenido la sensación entonces que me mandaban hacer unos trabajos sin estar lo suficientemente remunerado (en dinero, en afecto, etc.). Estaba interiormente furioso de trabajar por unos pocos centavos.

Intentando encontrar el suceso o las situaciones en que pude vivir tal sentimiento, podré modificar mi memoria emotiva y regularizar la situación.

ALERGIA AL GLUTEN: En este caso debemos buscar el sentido biológico en la protección contra el padre. Gluten = Pan y Pan = Padre. El padre es tomado como nocivo por el cuerpo debido a una experiencia (alergia coyuntural) o a un programa transgeneracional o de proyecto sentido muy fuerte (alergia estructural).

Puedes ver los conflictos para la celiaquía en https://coachingneurobiologico.com/sanarlasheridas/celiaquia-celiaco/

La diferencia principal es que la alergia puede ser suave y tener un conflicto programante claro mientras que en el caso de los celíacos casi siempre es un transgeneracional o proyecto sentido.

Debemos buscar el simbolismo con la cohesión familiar (pan = padre o familia). También es muy importante encontrar una situación en la que ocurrió un conflicto mientras estábamos en contacto con el elemento (conflicto programante o desencadenante).

“Me han echado de mi familia” “El bebé necesita crecer en el seno de la familia”.

ALERGIA A FRUTOS: buscar conflictos relacionados con la sexualidad (la fruta prohibida).

ALERGIA AL ALCOHOL (Azúcar transformado):

Resentir: “Quiero amor, mucho amor, pero el amor que me han dado no me gusta”.

“Quiero un amor que sea probado en el tiempo, un amor transformado”. “Quiero un amor muy distinto del que me han dado”.

En todos los casos no olvidemos tener en cuenta los síntomas como indicadores del matiz en el conflicto. (Falta de respiración, inflamación, vómitos…).

Alergia a la leche
Alergia a la leche

Para leer el artículo sobre la alergia a la leche y productos lácteos ingresa a https://coachingneurobiologico.com/sanarlasheridas/alergia-a-la-leche/


Comparte esta información:

WhatsappfacebookLinkedintwitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *