Enfermedad y Herencia

  

Vida Plena
  

El doctor Christian Boukaram, oncólogo y especialista en física nuclear, en su libro El Poder Anticáncer de las Emociones, habla sobre el paradigma determinista que había mantenido la ciencia y la medicina sobre el papel del ADN en las enfermedades en general, y especialmente el cáncer. El doctor Boukaram gracias a sus estudios con miles de pacientes con cáncer en Montreal ha demostrado que la genética sólo tiene un papel menor en el desarrollo del cáncer, siendo el entorno en factor causal más importante.

Citamos un párrafo de su libro: “Un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine demostró que los antecedentes de cáncer de los padres biológicos en niños que han sido adoptados no tienen ninguna influencia en el riesgo de que estos niños desarrollen cáncer. Por el contrario, el riesgo de cáncer se multiplica por cinco entre niños adoptados cuando los padres adoptivos han padecido de cáncer. Esto es algo muy sorprendente, ya que los padres adoptivos no han concebido a esos niños y no les han transmitido sus genes. Sólo pueden compartir con ellos su entorno y legarles su estilo de vida”.

El doctor Boukaram propone acabar con los dogmas deterministas de la ciencia y explica:

El ADN no es más que el disco duro donde se almacena la información de nuestras vidas, pero esa información procede de nuestra interacción con el entorno y a su vez de la interacción de nuestros ancestros con su entorno. Esto lo estudia la epigenética conductual, cómo heredamos patrones, creencias y cargas emocionales de nuestros ancestros que luego pueden desencadenar en enfermedades. Por lo tanto lo que se hereda no es la enfermedad sino los programas de los ancestros, que luego puede resultar en la misma enfermedad que padecieron.

Todos podemos ejercer un control sobre nuestro ADN e influir en los datos inscritos en el mismo, pues es como nuestro “disco duro” de información.

Además de poder modificar nuestro ADN mediante nuestro comportamiento, también podemos transmitir esos cambios a nuestros descendientes.

En nuestra certificación en Coaching NeuroBiológico  explicaremos de forma muy gráfica cómo se modifica el ADN de nuestras células cambiando nuestra percepción, nuestras creencias, nuestras emociones y nuestra forma de relacionarnos con nosotros mismos y con el entorno.

Por otro lado y gracias a los descubrimientos del Dr. Hamer sobre la enfermedad en los niños, sabemos que es una manifestación de los conflictos emocionales de mamá. Como vemos a lo largo de nuestro diplomado, nuestra biología es sabia y está diseñada para garantizar la continuidad de la especie. Es por esta razón que los conflictos emocionales de mamá los somatizan los niños. Recordemos que nuestro inconsciente biológico funciona como cuando como especie éramos cazadores recolectores. Por lo tanto, en aquella época donde no había toda la tecnología y tratamientos médicos que tenemos ahora, si enfermaba mamá y moría también morían las crías y esto ponía en peligro la supervivencia de la especie. De allí que la biología en su sabiduría evoluciona para que los conflictos emocionales de mamá los somatice el niño, pues si el niño muere, mamá siempre puede hacer más hijos. Esto es biología pura y cruda. La naturaleza no juzga, así es como funciona con el resto de los mamíferos.


Comparte esta información:

Whatsapp facebook Linkedin twitter

https://coachingneurobiologico.com/diplomado.html

ÚLTIMAS ENTRADAS:

Síguenos en:

Instagram facebook Linkedin youtube


Sana tu vida

  

  
VER LAS ÚLTIMAS ENTRADAS DE:

Biodescodificación
One thought on “Enfermedad y herencia”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *