Relación cuerpo-mente-emoción

cuerpo-mente-emocion

El poder de la mente

Se dice que los humanos usamos solamente alrededor del 10% de nuestro cerebro. Lo que esto realmente quiere decir es que nuestra mente consciente requiere alrededor del 10% de los recursos de nuestro cerebro. Pensar, desplazarse, hacer elecciones, planificar, ver, escuchar, saborear, tocar y oler son todas actividades conscientes y requieren el 10% del poder de procesamiento de nuestro cerebro.

Entonces, ¿qué hace el otro 90% del cerebro? Es nuestra mente inconsciente la que utiliza el 90% de nuestra capacidad cerebral.

Esta silenciosa e inconsciente mayor parte del cerebro está constantemente ocupada almacenando información y manteniendo en funcionamiento los sistemas del cuerpo de manera eficiente.

También es importante comprender que el inconsciente ejerce una invisible pero profunda influencia sobre las cosas que hacemos y cómo nos comportamos y sentimos.

La mayoría de las personas piensan poco en su inconsciente; pero imagina por un instante tener que asumir las funciones que tu inconsciente desempeña. Imagina la dificultad de ordenarle a tu sistema digestivo cómo digerir tu almuerzo, o decirles a tus células cómo
producir enzimas o proteínas. Imagina si tuvieras que preocuparte por mantener a tu corazón latiendo o mantener el aire entrando y saliendo de tus pulmones a cada momento de cada día.

Muchas veces se nos hace difícil recordar qué pasó en el día de ayer. Sin embargo, el inconsciente es un fascinante dispositivo de grabación. Cada rostro que has visto en una multitud, cada aroma, cada voz, cada canción, cada sabor, cada toque y cada sensación que alguna vez experimentaste ha sido registrado por tu inconsciente.

Cada virus, bacteria u hongo que alguna vez haya invadido tu cuerpo, todas tus heridas físicas y emocionales, todos tus pensamientos y sentimientos y la historia completa de cada célula de tu cuerpo, todo ha sido archivado.

Tu inconsciente está también al tanto de cualquiera de los conflictos congelados que tu cuerpo pueda estar albergando; también sabe exactamente qué efecto tienen estos conflictos atrapados en tu bienestar físico, emocional y mental. Todo esto y mucho más está guardado en tu inconsciente.

El poder de la energía emocional

Todos los organismos, no importa cuán primitivos sean, responden a estímulos positivos o negativos. Por ejemplo, las plantas crecen en dirección a la luz solar y se apartan de la oscuridad. Una ameba en un acuario se moverá hacia la luz apartándose de la oscuridad. Si se pone suciedad en ese mismo acuario, la ameba se alejará y se dirigirá hacia el agua más limpia.

En un nivel inconsciente, el cuerpo humano no es diferente. De hecho, esto ha sido así a lo largo de toda tu vida, sin que ni siquiera estuvieras al tanto de ello. Si te permites apaciguar tu mente consciente y sintonizas con tu cuerpo, aprenderás que tu inconsciente es bastante capaz de comunicarse contigo.

En el universo todo está hecho de energía, aunque esta energía se manifieste de forma física o permanezca invisible. Es la particular disposición de estas energías y sus frecuencias específicas de vibración las que determinan como ellas van a manifestarse en nosotros.

En el nivel más básico, todo lo que existe está hecho de la misma cosa: energía. No sólo tú estás hecho de energía, sino que otras formas de energía están atravesando tu cuerpo en este preciso momento. La energía que no podemos ver está alrededor nuestro en forma de ondas de radio, rayos X, infrarrojo, ondas de pensamiento y emociones.

Podemos sentir la energía cuando se presenta en forma de emociones. Si energías emocionales negativas quedan congeladas en nosotros, pueden afectarnos de manera desfavorable. Las emociones congeladas están hechas de energía, al igual que la energía conforma nuestros cuerpos y todo lo demás en el universo.

Al estar congeladas permanecen atrapadas en nuestro interior, inmutables. Y, aunque no seamos conscientes, aunque nos olvidemos de ellas, nos dañan internamente, generando malestar, enfermedad, dificultades. Como un trozo de hielo, filoso y puntiagudo, atrapado en nuestro interior, que nos va lastimando cada vez más profundamente.

Por eso es fundamental aprender a detectar estos conflictos congelados, y disolverlos, para recuperar nuestro natural estado de bienestar y plenitud.


Comparte esta información:

WhatsappfacebookLinkedintwitter

  • Duelos no resueltos
    La sabiduría popular suele decirnos que cuando no resolvemos una determinada situación problemática en nuestra vida, esta vuelve a presentarse una y otra vez, bajo distintas formas. La psicología explica este fenómeno con el concepto de “duelo”. Hacer un duelo significa enfrentarse a una pérdida, trabajarla para superarla y extraer una enseñanza de ello. Sin …

    Duelos no resueltos Leer más »

  • Relación cuerpo-mente-emoción
    El poder de la mente Se dice que los humanos usamos solamente alrededor del 10% de nuestro cerebro. Lo que esto realmente quiere decir es que nuestra mente consciente requiere alrededor del 10% de los recursos de nuestro cerebro. Pensar, desplazarse, hacer elecciones, planificar, ver, escuchar, saborear, tocar y oler son todas actividades conscientes y …

    Relación cuerpo-mente-emoción Leer más »

  • Salud y conflictos mal gestionados
    Mientras vives a través de los días y años de tu vida, estás continuamente experimentando emociones de algún tipo u otro. La vida puede ser difícil y los conflictos a veces pueden ser abrumadores. Todos nosotros experimentamos extremos conflictos emocionales por momentos. La mayoría de nosotros preferiría olvidar algunos de estos desafíos, pero desafortunadamente, la …

    Salud y conflictos mal gestionados Leer más »

  • Como afecta el estrés a la salud
    EL ESTRÉS HOY. Si tuviéramos que ponerle un nombre a la sociedad del siglo XXI, podríamos llamarla “la sociedad del estrés”. Vivimos presos de nuestra apretada agenda, repletos de obligaciones e inmersos en un mundo marcado por presiones de distinto tipo. A su vez, pareciera que las pantallas y las notificaciones del móvil se hubieran …

    Como afecta el estrés a la salud Leer más »

  • Cómo sanar un divorcio
    De acuerdo con las últimas publicaciones del New York Times, al menos 2 de cada 5 enlaces matrimoniales terminan en un divorcio. Esta situación no hace más que crecer a medida que pasa el tiempo, a la vez que se reduce el número de bodas en todo el mundo. En el medio de este proceso, …

    Cómo sanar un divorcio Leer más »

  • Las sub personalidades
    Cuando una persona tiene un problema psicológico, es porque una parte de ella misma lo está causando, así que la autoaceptación consiste en aceptar todas las partes de nosotros y de estar abiertos a ellas, incluso interesados en ellas.  Y para ello es necesario trabajar con cada una de nuestras partes: la parte que deja …

    Las sub personalidades Leer más »

  • Diferencia entre curar y sanar
    Comprender la diferencia entre curar y sanar es fundamental para alcanzar el estado de plenitud que soñamos en nuestra vida. Por desgracia, crecemos convencidos de que la salud y el bienestar se logran exclusivamente manteniendo el cuerpo lejos de las enfermedades; sin embargo, muy a menudo descuidamos los aspectos mentales y emocionales que también forman …

    Diferencia entre curar y sanar Leer más »

  • Los obstáculos para la auto aceptación
    Las personas que no pueden aceptarse a sí mismas necesitan sacar la vergüenza de la sombra y es por ello por lo que son tan críticas, con otras personas y consigo mismas.  Así que, en lugar de castigarte porque tu vergüenza actúa como un mal mentor, puedes empezar a dirigir la empatía hacia ti mismo …

    Los obstáculos para la auto aceptación Leer más »

  • Sacro, vértebras sacras
    Si tengo dificultad en transigir con la sociedad, tanto desde el punto de vista de las orientaciones por tomar como del sostén que espero de ella, puedo vivir frustración o resentimiento.
  • Conflictos ocultos en las caries dentales
    Como los dientes son necesarios para masticar, es decir, para preparar los alimentos que se van a digerir, una caries indica que la persona ni siquiera considera la posibilidad de aceptar a alguien o a algo porque está demasiado enojada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *