Una sociedad para el sufrimiento

Autoestima-2

De la subestimación a la autovaloración. Un camino hacia la autoestima. 2

La nuestra es una sociedad que está basada en el miedo, la culpa y consumo en exceso. Es altamente competitiva y establece criterios que valoran ciertos tipos concretos de inteligencia, de cuerpo y de logros.  Como la cultura dominante fija esos estándares, el mensaje de inferioridad es especialmente doloroso para personas que han crecido en situaciones en donde se han sentido “menos que”. 

Cuando creemos que algo está intrínsecamente mal en nosotros, esperamos ser rechazados, abandonados y separados de los demás. Como reacción, las partes más primitivas del cerebro diseñan estrategias para defendernos o promocionarnos.  Asumimos proyectos crónicos de auto mejoramiento. 

Exageramos, mentimos o pretendemos ser lo que no somos a fin de encubrir el sentimiento de no ser merecedores.  Juzgamos a los demás y nos comportamos agresivamente con los otros y con nosotros mismos.

A pesar de este condicionamiento, podemos desarrollar una presencia consciente y amor incondicional.  Una vez que logramos tomar conciencia de esta guerra contra nosotros mismos, podemos comprometernos a abrazar la totalidad de nuestra experiencia interna.  Este compromiso, junto con el entrenamiento intencional en la atención plena y la compasión, puede transformar nuestra relación con la totalidad de la vida. 

Resulta útil entender que cuando estamos poseídos por la reactividad temerosa, nos puede secuestrar el cerebro primitivo; así quedamos desconectados de los circuitos nerviosos correlacionados con la atención plena y la compasión.  No tenemos acceso a las partes de nosotros que nos permiten confiar en nosotros mismos, ser más felices y libres.  La pregunta esencial es ¿cómo podemos reconectar, recuperar el acceso a nuestras cualidades humanas más atesoradas y evolucionadas?

La clave está en experimentar directamente el sufrimiento que nos producen el miedo y la vergüenza que nos han estado impulsando.  Hasta que no se reconoce el propio dolor y no se ve como una llamada a despertar, no se puede controlar la guerra contra uno mismo.


Comparte esta información:

WhatsappfacebookLinkedintwitter

ULTIMAS ENTRADAS:

Un camino hacia la autoestima
Un camino hacia la autoestima

De la subestimación a la autovaloración. Un camino hacia la autoestima. Parte 1: No soy suficiente

Una parte importante del sufrimiento emocional se debe a la sensación de “no ser suficiente”, que a veces se dispara hasta convertirse en un profundo desprecio hacia uno mismo. Esto evidencia que la ausencia de autoaceptación es una de las expresiones de sufrimiento más extendidas en la sociedad actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *